fbpx

La Solución

Chico joven, sonriente
Los niños están aprendiendo constantemente. En la escuela, adquieren habilidades como lectura, escritura y matemáticas, pero también aprenden otras lecciones: cómo resolver conflictos, cómo ser líderes, cómo hacer frente a la adversidad y cómo convertirse en adultos fuertes e ingeniosos. Salen con una comprensión más amplia del mundo y la confianza de sentir que pueden tener un impacto en él.

 

Los niños también aprenden del trauma. Pueden aprender desesperanza, desamparo, enojo y desesperación. Y debido a la gran escasez de oportunidades educativas en los campamentos de refugiados y las comunidades empobrecidas de todo el mundo, muchos niños nunca tienen la oportunidad de aprender cómo superar los tremendos obstáculos que enfrentan.

Los niños desfavorecidos en estas comunidades tienen demasiadas oportunidades para ese tipo de lecciones. Muchos ya han sido traumatizados por el hambre, la enfermedad y la muerte de seres queridos. Muchos han sido testigos de conflictos violentos en sus hogares y han sufrido abuso físico, sexual y emocional. Estos niños corren el riesgo de llevar ese trauma a las generaciones futuras.

Los niños en este tipo de comunidades necesitan una educación que aborde tanto sus necesidades emocionales como sus necesidades académicas e intelectuales — y la necesitan ahora.

Niños felices jugando en el charco de barro
Desafortunadamente, no hay una solución fácil. Los recursos son escasos para las organizaciones sin fines de lucro, y los voluntarios escasean, pero los niños no pueden esperar hasta que la situación cambie. La solución es un programa exitoso de educación de emergencia que sea:

  • Capaz de llegar a muchos niños necesitados sin costo
  • Capaz de ser desplegado rápidamente con voluntarios limitados u otros recursos
  • Autosuficiente, sin la necesidad de maestros expertos o un educador con presencia permanente en diferentes comunidades.
  • Diseñado para equilibrar las necesidades emocionales y educativas de los niños en riesgo.
  • Creado en los idiomas nativos de las comunidades anfitrionas, con respeto por sus respectivas culturas.

La Global Schoolhouse Initiative (GSI) es esa solución.

One Global Schoolhouse (patente pendiente) proporciona educación de emergencia gratuita para niños de alto riesgo en su situación actual.

Nuestro plan de estudios K-8 ha sido diseñado por un equipo internacional de educadores, que combina temas basados ​​en contenido con temas sociales / emocionales para ayudar a los niños en riesgo a enfrentar las duras realidades de su vida diaria y aprender a prosperar.

Las lecciones se construyen alrededor de temas relevantes a nivel mundial, combinados con temas sociales / emocionales diseñados para ayudar a los estudiantes a enfrentar dificultades. Cada lección está diseñada para ser culturalmente relevante y sensible, lo que significa que los estudiantes crecen dentro de su cultura, no se alejan de ella.

Y hacemos todo esto sin la necesidad de una presencia permanente de voluntarios o educadores en el lugar, y sin costo alguno para las organizaciones asociadas o las comunidades de refugiados.

El programa GSI comienza cuando nos contactamos con un voluntario dentro de una comunidad, como un miembro adulto de la comunidad o un voluntario de otra ONG. El voluntario no necesita capacitación educativa; nuestro programa se basa en clases programadas que cualquier persona puede enseñar con solo diez minutos de capacitación en persona o remota. Nuestro equipo también proporciona todos los materiales que los voluntarios necesitan, incluyendo una computadora portátil y un proyector, un servidor y un enrutador para obtener actualizaciones de contenido y una carcasa para almacenar el equipo de manera segura.

En solo una hora al día, el voluntario de la comunidad puede educar a docenas de niños, ya sea en un solo grado o en un entorno mixto. Nuestras lecciones están diseñadas para adaptarse a una gama completa de niveles de aprendizaje, con secciones de «Apoyo» para los estudiantes que necesitan ayuda adicional y secciones de «Estiramiento» para desafiar a los estudiantes avanzados. Las lecciones combinan guiones escritos y atractivas presentaciones audiovisuales, asegurando que incluso los niños que han estado fuera de la escuela durante años puedan entender y aprender.